Investigación: ¿Qué comen las ballenas del parque marino Francisco Coloane?

6950800384_7976804d1b_b

El trabajo de la joven bióloga marina, Daniela Haro, puede ser considerado uno de los primeros análisis sobre la dieta de las ballenas en Magallanes, y de sus implicancias ecológicas, lo que se traduce en un paso inicial en la determinación de la importancia de esta especie y de sus presas, en los ecosistemas marinos subantárticos. Foto INACH.

Gentileza Paula Viano

Las ballenas jorobadas que se reproducen en las cálidas aguas de Centroamérica durante el invierno del hemisferio sur, viajan cada año para recargar las energías perdidas. Son 6 meses sin comer, así que el hambre es mucha, al igual que los kilómetros que las separan de su destino final: el Parque Marino Francisco Coloane.

Sin embargo, poco sabemos de lo que comen, dicen los científicos de la Universidad de Magallanes, y ésa es la tarea que abordó la tesis realizada por Daniela Haro, magallánica que se tituló de Bióloga Marina en la Universidad Austral de Valdivia, y que volvió a su región a cursar el Magíster en Ciencias, mención Manejo y Conservación de Recursos Naturales en Ambientes Subantárticos, de la Universidad de Magallanes.

Sardinas y crutáceos

Las ballenas jorobadas son mamíferos marinos que llegan a medir hasta 16 metros de largo, y que en su recorrido buscando alimento pueden llegar hasta la Antártica. En todo caso, se ha detectado que el número de ejemplares que se queda en el Área Marina Costera Protegida Francisco Coloane – ubicada al sur de la península de Brunswick, en el área de la isla Carlos III – es mayor y creciente. Su avistamiento se concentra entre los meses de diciembre y mayo, y su alimentación, según los resultados de la tesis de Daniela, está compuesta, principalmente, por sardinas fueguinas y por crustáceos como el krill y el langostino.

La posgraduada estuvo en el seno Ballena durante cinco meses, entre los años 2011 y 2012, recogiendo pruebas y observando comportamientos. Luego vino la etapa de procesamiento de las muestras en los laboratorios de la Universidad de Magallanes y del Instituto Antártico Chileno, y en la Universidad de Concepción y, finalmente, el análisis de los resultados, la redacción del informe y su defensa.

¿Qué importancia tiene confirmar esta información? Según el profesor guía, Doctor en Ciencias Naturales Américo Montiel, se trata de uno de los primeros análisis de la dieta de las ballenas en esta región, y de sus implicancias ecológicas. La bióloga marina que con esta tesis obtuvo nota 7, agregó que de esta manera se da un paso inicial en la determinación de la importancia de esta especie y de sus presas, en los ecosistemas marinos subantárticos.  @prensaantartica