“De Hoorn a Kaap Hoorn”, la expedición que busca revivir el descubrimiento del Cabo de Hornos

A casi 400 años del descubrimiento del mítico Cabo de Hornos, un grupo de navegantes magallánicos encabezados por el experimentado explorador Cristian Donoso busca revivir la histórica navegación en la expedición “De Hoorn a Kaap Hoorn”.

Aunque faltan algunos años (29 de enero de 2016) para la conmemoración de los 400 años del descubrimiento del Cabo de Hornos, el reconocido explorador y kayakista chileno, Cristian Donoso, se encuentra por estos días en medio de la expedición “De Hoorn a Kaap Hoorn”, la nueva travesía que busca unir por mar la ciudad holandesa de Hoorn con el Cabo de Hornos, rememorando el viaje de 1916 realizado por Jacob Le Maire y el experimentado navegante Cornelisz Schouten van Hoorn, quienes descubrieron el paso Le Maire, la Isla de los Estados, el Mar de Drake y el mítico Cabo de Hornos.

La expedición que zarpó el pasado 9 de septiembre desde Holanda, está compuesta por los navegantes magallánicos Fabiola Torres y Cristian Donoso (capitán) de Puerto Williams; y Daniela Salles y Cristian Villablanca de Punta Arenas, quienes de lograr su objetivo, se convertirían en el primer equipo de esta región en navegar en yate a vela desde Europa a Chile.

Previo al zarpe, el grupo fue visitado por el Embajador de Chile en Holanda, Juan Martabit, y el Cónsul Rodrigo Waghorn, además de reunirse con los integrantes de la fundación Capehorniers holandeses, con sede en la ciudad de Hoorn.

Justo antes de despertar soñé que el yate encallaba en un bajo, en momentos en que intentábamos alcanzar el Mar del Norte pasando entre las islas que limitan el norte de Holanda. Como un auténtico hombre de mar, me dejé seducir por la superstición y cambié a último minuto mis planes.

Actualmente, el grupo de navegantes se encuentra en Normandía, Francia, luego de haber navegado por las costas de Holanda, Bélgica e Inglaterra. A lo largo de tres meses, esperan cruzar el Océano Atlántico y visitar España, Portugal, Brasil, Uruguay y Argentina, para concluir el viaje en el Club de Yates Micalvi, en Puerto Williams, después de dar la vuelta al Cabo de Hornos.

El inédito viaje cuenta con el apoyo de Innova Corfo y el patrocinio de varias empresas nacionales a la espera de poder lograr la travesía a bordo del velero de acero de dos palos, y 17 metros de eslora.

“Justo antes de despertar soñé que el yate encallaba en un bajo, en momentos en que intentábamos alcanzar el Mar del Norte pasando entre las islas que limitan el norte de Holanda. Como un auténtico hombre de mar, me dejé seducir por la superstición y cambié a último minuto mis planes. Zarparíamos hacia el sur, en demanda de Amsterdam, y no hacia el norte, como había sido mi plan original, tal como salió publicado en nuestro primer reporte de expenews”, relató el capitán Cristian Donoso en su bitácora de viaje antes de iniciar la travesía. @prensaantartica

Se puede seguir los comentarios de la expedición online en www.expenews.com

Notas relacionadas

Embajada de Chile en Países Bajos, celebra 400 años del descubrimiento del Cabo de Hornos

Destacado explorador, Cristian Donoso comparte su experiencia de aventura antártica en Puerto Williams

Espectaculares imágenes de auroras australes sobre el cielo antártico

Científicos señalan que la actividad solar sigue siendo “inusualmente” elevada. Fotografía ESA

Publicado por European Space Agency

En esta impresionante imagen podemos ver auroras australes – las ‘Luces del Sur’ – iluminando el cielo el pasado miércoles 18 sobre la estación Concordia en la Antártica, uno de los lugares más aislados del planeta.

Esta fotografía fue tomada por el científico Alexander Kumar, financiado por la ESA, y por su compañero Erick Bondoux a un kilómetro de la estación, ubicada a 75° de latitud sur.

El programa franco-italiano de investigación en la estación Concordia abarca varios proyectos de glaciología, biología humana y ciencias de la atmósfera. La Agencia Espacial Europea utiliza esta base antártica para preparar las futuras misiones tripuladas de larga duración, para explorar el espacio más allá de la órbita terrestre.

Durante el invierno, la estación Concordia queda prácticamente sumida en una oscuridad absoluta, con una temperatura media de -51°C y con mínimas de hasta -85°C. Es un lugar ideal para estudiar la dinámica de pequeños grupos multiculturales, aislados durante meses en un entorno extremo y hostil.

Las auroras se producen sobre las regiones polares tanto del norte como del sur del planeta, pero normalmente son difíciles de ver desde las zonas pobladas. Durante los periodos de alta actividad solar, estas espectaculares luces pueden llegar a alcanzar latitudes más bajas.

Monitorizando la meteorología espacial

“Es muy importante vigilar, estudiar y evaluar los fenómenos meteorológicos espaciales, tales como las erupciones solares, los eventos SEP y las eyecciones de masa coronal que suelen venir asociadas”, explica Juha-Pekka Luntama, responsable del segmento de meteorología espacial de la oficina del programa para el Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA.

“Este tipo de fenómenos pueden afectar a las comunicaciones vía satélite, a las observaciones meteorológicas o a los servicios de navegación en el espacio, y a la red de distribución eléctrica o a las comunicaciones en la superficie de la Tierra, especialmente a altas latitudes”. @prensaantartica

+ Información: ESA.INT

 

Instituciones de todo el mundo se unen en torno al “Día de la Fascinación por las Plantas”

Por primera vez, y con participación chilena, 39 países celebran este 18 de mayo, el Fascination of Plants Day (Día de la Fascinación por las Plantas), coordinado por la Organización Europea de Ciencias de las Plantas, EPSO, con más de 500 instituciones en todo el mundo, el objetivo es promover actividades relacionadas con las plantas, agricultura, conservación del medio ambiente, biodiversidad, educación y arte, destacando la importancia de los vegetales para la existencia de la tierra y el bienestar de las personas.

La idea de esta particular fecha, es lograr que la mayor cantidad de personas en el mundo queden entusiasmadas y fascinadas por las plantas, y su importancia para la producción de alimentos sostenibles, como la horticultura, los bosques y sus productos derivados, acentuando el rol de las plantas en la conservación del medioambiente.

“Es el primer año en que se celebra el Día de la Fascinación por las Plantas y esperamos que las actividades organizadas en Chile tengan el impacto que buscamos, que es la valorización de las plantas en cuanto a la importancia en la alimentación y en la conservación del medio ambiente. Es una iniciativa muy hermosa que además ha vinculado a organizaciones de diversas características como centros de investigación, museos, universidades y jardines botánicos en torno a un tema común, esto ha sucedido a nivel internacional y también en Chile lo que nos tiene muy contentos”, señaló Loreto Moya del Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola, CGNA, en Temuco, quien además es la coordinadora nacional de la iniciativa

En Magallanes y Antártica Chilena, la Universidad de Magallanes, UMAG,  realizará una serie de actividades con niños y jóvenes, como observación con lupa de flores y musgos; preparación de plantas en cultivo in vitro; reconocimiento de especies nativas; taller de compostaje, entre otras. @prensaantartica

+ Información: PLANTDAY12.EU UMAG.CL

Satélite Envisat observa rápida desintegración de capa de hielo en la Antártica

Esta animación muestra las imágenes de radar del satélite Envisat de 2002 a 2012 de la plataforma de hielo Larsen B en la Antártida. Durante la última década, la plataforma de hielo se ha desintegrado en 1790 kilómetros cuadrados. Crédito ESA.INT

Al cumplir diez años en órbita, el satélite Envisat de la Agencia Espacial Europea, ESA, continúa observando el rápido retroceso de una de las plataformas de hielo en el territorio antártico, debido al calentamiento climático, en esa zona de la tierra, señaló en un comunicado la propia agencia.

Tras su lanzamiento en órbita el 1 de marzo de 2002, una de las primeras observaciones del satélite fue la rotura de una sección principal de la plataforma de hielo Larsen B en la Antártica, donde 3.200 kilómetros cuadrados de hielo, se desintegraron a los pocos días, debido a las inestabilidades mecánicas de las masas de hielo provocada por el calentamiento climático.

Diez años después, el Envisat acaba de dar cuenta de una pérdida adicional en la zona de Larsen B, de 1.790 kilómetros cuadrados, ocurrida durante la última década.

Extendiéndose de norte a sur a lo largo del sector oriental de la Península Antártica, la plataforma de hielo Larsen, se compone de tres estantes, siendo A el más pequeño, en tanto B y C los de mayor tamaño.

Hasta el momento el Larsen C se había mantenido estable, pero las últimas observaciones satelitales, han demostrado un adelgazamiento y un aumento de la duración de los eventos de fusión en verano.

“Las plataformas de hielo son sensibles al calentamiento atmosférico y a los cambios en las corrientes oceánicas y las temperaturas”, señaló el Profesor Helmut Rott de la Universidad de Innsbruck, y agrega que, “el norte de la Península Antártica ha sido objeto de calentamiento de la atmósfera de alrededor de 2,5 ° C en los últimos 50 años -. Una tendencia de calentamiento mucho más fuerte que el promedio mundial, provocando la retirada y la desintegración de las plataformas de hielo”, afirma el catedrático.

Larsen B disminuyó en el área de 11.512 kilómetros cuadrados a principios de enero de 1995 a 6664 kilómetros cuadrados en febrero de 2002 debido a los acontecimientos de varios partos. La desintegración marzo 2002 dejó sólo 3.463 kilómetros cuadrados. Hoy en día, el Envisat muestra que sólo permanecen 1.670 kilómetros cuadrados.

“Las observaciones del Envisat sobre la plataforma de hielo Larsen, confirman la vulnerabilidad de las plataformas de hielo, frente al calentamiento climático y demuestran la importancia de las plataformas para la estabilidad de los glaciares”, comenta Rott, señalando la importancia de este tipo de observaciones para estimar el comportamiento futuro de las masas de hielo más grandes de la Antártica Occidental, si el calentamiento se extiende más al sur.

El Envisat contrario a lo previsto, ha duplicado su vida útil, y se espera que continúe las observaciones de las capas de hielo, la tierra, los océanos y la atmósfera durante al menos, otros dos años más. @prensaantartica

+ Información: ESA.INT

 

 

 

 

 

Satélite europeo CryoSat revela crecimiento de capa de hielo azul en la Antártica

Región de Hielo Azul en la Antártica. Imagen, ESA.INT

Publicado por European Space Agency

Las medidas de campo en la espectacular región del hielo azul de la Antártida no sólo ayudan a garantizar la precisión de la misión Cryosat de la ESA; también revelan que esta región de la capa de hielo de la Antártida crece en altura.

Los científicos necesitan comprobar continuamente la precisión de los datos de Cryosat, y para ello deben desplazarse a algunos de los lugares con las condiciones ambientales más extremas del planeta.

Estas campañas se llevaron a cabo en una meseta desierta conocida como región del hielo azul, en el borde de la Antártida. Como su nombre sugiere, este lugar único es una vasta extensión de hielo azul pulido, sin nieve.

Región del hielo azul en la Antártida

Es precisamente esta ausencia de nieve y la inusual superficie helada lo que convierten a esta región en ideal para determinar la precisión de las medidas del altímetro de Cryosat.

Como no hay nieve, las señales de radar emitidas por el altímetro de Cryosat rebotan directamente en el hielo y vuelven al satélite.

La altura del hielo se determina por la diferencia en el tiempo entre la emisión y la recepción de las señales.

Habitualmente el hielo está cubierto por una capa de nieve, así que la señal del radar debe penetrar esta capa superior antes de alcanzar el hielo. Este hecho puede influenciar las medidas que obtiene Cryosat sobre la altitud del hielo.

Cambios en la altura del hielo azul

Así pues, medir directamente desde la dura y brillante capa de hielo azul resulta extremadamente valioso para comprobar la precisión de los datos de Cryosat.

A pesar de que estos trabajos de campo están diseñados para validar los datos de Cryosat, el análisis de las mediciones llevadas a cabo durante las campañas de 2008-09 y 2010-11 han arrojado resultados sorprendentes: esta parte de la Antártida ha aumentado en altura unos 9 centímetros de media entre una campaña y otra.

Científicos de la Universidad Técnica de Dresden han hecho frente a un clima extremo para poder generar un mapa que registre los sutiles cambios en la altura del hielo en un área de 2.500 Km cuadrados. Las medidas fueron tomadas en tierra, con sofisticados equipos con GPS instalado en trineos.

Científicos del Instituto Alfred Wegener también llevaron a cabo mediciones desde un avión, con un instrumento que simula el altímetro de Cryosat.

Tras analizar los datos recogidos en las campañas y compararlos con series de datos que se retrotraen a hace 20 años los científicos han podido determinar los cambios.

“Hemos podido obtener este interesante resultado gracias a las campañas anteriores al lanzamiento de CryoSat en 2010”, ha dicho Reinhard Dietrick, de la Universidad Técnica de Dresden. “Los resultados por supuesto son preliminares, pero será muy interesante ver si este aumento en altura se mantiene en el futuro”.

Al otro lado del planeta está comenzando, justo esta semana, otra campaña dedicada a Cryosat. Equipos de científicos de la ESA, la NASA, Europa y Canadá se dirigen al alto Ártico para tomar medidas desde el hielo y también desde el aire, mientras Cryosat toma datos desde su órbita.

Cryosat fue lanzado hace casi exactamente dos años, para monitorizar los cambios en el grosor del hielo marino que flota en los océanos polares y de los casquetes polares en Groenladia y la Antártida. Su misión última es mejorar nuestra comprensión del vínculo entre el hielo y el clima. @prensaantartica

+ Información: ESA.INT